Maquina de Coser Segunda Mano

0

Comprar una máquina de coser de segunda mano barata a simple vista puede parecer algo más sencillo de lo que realmente es. Encuentras el modelo que te gusta por un buen precio, te pones en contacto con el vendedor y en unos minutos tienes tu “nueva” máquina de coser en casa lista para coser.

Pero desafortunadamente esto que normalmente puede ser así, en ocasiones puede convertirse en algo que nos de muchos problemas. Por eso quiero darte algún que otro consejo para que no te (a mí me pasó) te lleves un disgusto comprando una máquina de segunda mano.

Interior de una máquina de coser.

¿Qué entendemos por máquina de segunda mano barata?

Una máquina de coser (como todos los productos a día de hoy) se considera de segunda mano cuando han sido abiertos y sacados de su embalaje.

  • Reacondicionada. En ocasiones, alguien que devuelve una máquina por razones como por ejemplo que la máquina no le gusta, no hace lo que ella pensaba que haría o simplemente porque se ha equivocado de modelo son suficientes para devolver una máquina al fabricante. Desde ese momento, el fabricante ya considera automáticamente a esa máquina como de segunda mano o “reacondicionada”. Por supuesto, algunas pueden tener uso pero suele ser realmente poco.

Con estas máquinas correremos pocos riesgos, ya que lo único que necesitamos es poder confiar en el vendedor y saber que esta es su condición.

Por otro lado, también podemos encontrar máquinas de segunda mano tal y como estamos acostumbrados a pensar en ellas. Máquinas que han sido utilizadas durante un tiempo y que por la razón que sea (suele ser que la propietaria ha decidido cambiar de máquina, bien sea por una con mayores prestaciones o por un modelo más nuevo)están en venta. Es con estas con las que tenemos que tener más cuidado y fijarnos en varios puntos para asegurarnos que obtenemos un producto acorde a lo que estamos pagando.

¿Maquina de coser segunda mano Industrial o no?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es para qué la vas a querer. Si la necesitas para montar un pequeño taller o sólo un pequeño mueble para  hacer arreglos esporádicos en tu casa. Es importante tener esto en cuenta ya que no es la primera vez (ni tristemente será la última) en que alguien se hace con una máquina “por que estaba a muy buen precio” y al llegar a casa se da cuenta de que no la necesitaba, simplemente porque necesitaba algo más de potencia de motor, más tipos de bordados, etc… Si estás buscando una máquina, por ejemplo para empezar a coser y probar si te gusta, la cantidad de puntadas diferentes por ejemplo no deberían estar entre los primeros puntos de tu lista.

Con todo esto en mente, mi lista de requisitos básicos sería:

  • Abrirla por dentro y ver que tiene todas las piezas y que además todo está en su sitio. No está de más recordarlo, pero para cualquier cosa que vayas a comprar de segunda mano (lo mismo harías a la hora de comprar un coche) es vital el cerciorarse que tiene todas las piezas y todo está correctamente montado. Lo de las piezas es mucho más importante de lo que parece, ya que es normal encontrarse a veces conque máquinas (sobre todo si son antiguas) necesiten piezas muy específicas para ellas y sea complicado encontrarlas. Cada pieza y tornillo debe estar en su sitio y bien apretada.
  • Haz una prueba de funcionamiento. Si por la situación (por ejemplo en un mercadillo) es imposible hacerla funcionar del todo con hilo, una prenda, electricidad, etc… por lo menos manualmente fuerza el movimiento para comprobar que es capaz de realizarlo y además suavemente sin enganchones o tirones. Que sea capaz de enhebrar correctamente y la aguja coincida perfectamente sin dobleces. Esto es importante, ya que si no funciona bien, es muy probable que la reparación al final sea más costosa que una máquina directamente nueva y con garantía.
  • Fíjate en que no tengas síntomas excesivos de uso (por supuesto, una máquina de coser de segunda mano tendrá marcas del uso normal) pero si ves óxido, o goterones de aceite muy densos yo me alejaría del modelo.

Siempre que puedas, prueba la máquina.

  • Comprueba que viene con todos los accesorios necesarios para hacerla funcionar. No le vamos a exigir que tenga un prensatelas de Doble Arrastre, pero sí que el pedal funcione, el enchufe para la electricidad, etc….

¿Dónde comprar una maquina de coser de segunda mano?

Los lugares más comunes suelen ser o bien tiendas de barrio en las que puedas confiar o portales de subaste de internet tipo Ebay. Como siempre, y para cualquier compra de este tipo, en la que la mayor importancia es la de la confianza, comprueba antes que nada las credenciales de quien te está vendiendo la máquina, los comentarios sobre esa tienda y si ofrece algún tipo de garantía adicional.

Como podéis ver, comprar una máquina de coser de segunda mano no es algo que sea muy complicado, pero hay que tener en cuenta estas pequeños detalles para que todo nos salga bien.

Si te gusta lo que lees, mi blog y quieres que me ponga en contacto contigo con guías como esta, cursos de costura y comparta todo lo que sé sobre costura, apúntate a mi Newsletter para sacar el máximo rendimiento a tu gran afición!

Share.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres que te mande mis experiencias con Máquinas de Coser, Tutoriales y Pistas?

Te aseguro que mando pocos emails...pero muy interesantes!

Gracias por suscribirte!