Mantenimiento de Máquinas de Coser y Remalladoras

Correcto mantenimiento de tu máquina de coser y máquina overlock familiar.

Tanto si  has comenzado en el mundo de la costura como si ya llevas un tiempo metid@, deberías saber al menos un poco de uso y mantenimiento que estos aparatos de alta tecnología demandan. Aunque por supuesto, no tenemos que ser como un mecánico especialista, si es prudente aprender al menos los detalles técnicos mínimos con para saber arreglar los problemas más pequeños, evitar que crezcan y así evitar futuros daños considerables en el futuro.

Este vídeo explica muy bien todos los pasos para mantener una máquina de coser.

¿A qué parte de la máquina de coser le debo prestar la máxima atención diaria?

Para explicarte cómo es el proceso, lo dividiremos en sus diferentes elementos para hacerlo más sencillo:

Aguja

Cada máquina tiene un uso y para este uso, las herramientas varían y las agujas no escapan de ello. En este caso, debes tratar de tener agujas de repuesto para no forzar la máquina a fallos por la debilidad de una aguja usada, de la misma manera que debes considerar usar sólo agujas de calidad, esto evitará que se rompan y a la vez, que tu máquina sufra golpes innecesarios.

aguj

Ejemplo de Agujas de coser fiables

Por otra parte, evitas que las telas delicadas sufran daños considerables y además se enreden en el sistema de tu instrumento de trabajo, y golpes abruptos en el porta aguja y otros lugares de la misma que se dan a veces si la aguja está un poco doblada.

Hilo

Al igual que en el caso de las agujas, es importante que mantengas un inventario de hilos de buena calidad, esto evita que se enreden o tensen con facilidad, por lo que no sólo estarás cuidando tu máquina, sino también tus telas y prendas en general, algo que la máquina te agradecerá enormemente.

Además, cuando el hilo es de baja calidad, tiende a soltar una pequeña pelusa que se va alojando en el interior de la máquina y con esto, puedes trancarla o dañar su funcionamiento, al menos ralentizarlo, lo que nos llevará a tener que estar abriéndola y cerrándola a cada momento. Por eso, compra siempre un hilo del que te puedas fiar.

Limpieza

Es necesario y primordial mantener la máquina limpia, al menos en las partes que portan el hilo, lugares donde frecuentemente se aísla pelusa y trozos de hilo que van quedando. Verifica que el porta agujas, canillero y porta bobinas estén limpios y no contengan pelusa o polvo.

Este procedimiento debes llevarlo a cabo también en la bobina, el prensatelas, por lo que será necesario que lo hagas con el manual de la máquina a mano para que verifiques la correcta manera de desarmar cada parte de la misma.

Todo este proceso, debes llevarlo a cabo con un destornillador apto para cada tornillo, evitar usar herramientas improvisadas como cuchillos y además (que acaban desfigurando los tornillos). La limpieza debe ser cuidadosa, por lo que un pincel o un cepillo suave es lo ideal para remover este polvo almacenado en cada parte.

Engrasado

Este proceso no es tan largo, pero debes hacerlo antes de montar nuevamente cada pieza, por lo que es importante que siga desarmada la máquina. Especialmente en el porta canilla debes echar algunas gotas de aceite, según indique el manual de la máquina. No olvides verificar que en efecto sea un aceite especial para lubricar máquinas como este.

Utiliza siempre un aceite propicio, inventos como el aceite de oliva al final salen caros.

Una vez hecho el proceso, vigila que el aceite ya no esté tan líquido y comienza a armar de nuevo la máquina. Recuerda jamás echar agua para limpiarla, ya que al ser metálica, puede oxidarse con el tiempo y esto traerá más problemas innecesarios a la limpieza, cuidado y mantenimiento de la máquina.

Uso

Aunque hagas todos los procedimientos anteriores al pie de la letra, si algo puede dañar todos los detalles es el uso indiscriminado de la misma, tanto para la propia máquina como para tí mism@.

Así que en caso de contar con mucho trabajo, trata de administrar el tiempo de uso y también tu tiempo de trabajo, de nada sirve el buen cuidado de la máquina si no haces lo mismo con tu cuerpo, especialmente la vista.

Protección

Así como no dejarla conectada todo el tiempo, hay una serie de cosas a considerar en el uso de las máquinas de coser y el clima es un factor importante. Si vives en lugares húmedos, debes contar con alguna lona o estuche que la proteja, preferiblemente el original. Con esto evitarás que se oxide.

Una buena funda protectora con bolsillos para llevar todo lo que necesitas junto.

Lo mismo hay que hacer si vives cerca de la playa, el salitre del mar corroe el metal y estarás en problemas serios si permites que se adhiera a la máquina esta sustancia, así que verifica mantenerla alejada de las ventanas y poseer un lugar casi sagrado en la casa para su uso exclusivo.

Pero si lo que quieres es proteger de verdad tu máquina de coser o remalladora, hazte con una de estas bolsas con las que te asegurarás tener todo controlado.

Manual

Aunque esto puede sonar obvio o repetitivo, las mejores indicaciones para cada aparato, están en su manual de uso e instrucciones. Cada marca o fabricante poseen detalles a considerar que ellos mismos conocen más que nadie, por lo que es importante verificar seguir sus recomendaciones al momento de adquirir uno de sus productos.

Además, al conocerlo perfectamente, tendrás la ventaja de armar y desarmar la máquina de manera sencilla, sin necesidad de tutoriales erróneos o probar al azar con cada pieza.

Comments
  1. Marta H
    • Maite

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.