Máquinas de Coser Industriales

0

A la hora de comparar una máquina de coser en casa con una industrial, ¿qué es lo que más nos llama la atención? ¿Qué las diferencia?.

Las máquinas de coser industriales son usadas en las grandes empresas (a veces no tan grandes, ya que he visto varios Atelier en los que trabajan 5 o 6 personas y tienen una máquina de coser industrial trabajando a tope todo el día) para hacer trabajas no-manuales que lo único que harían de no hacerlos ellas, sería retrasar mucho el trabajo más manual de una costurera. Por lo tanto, no pueden compararse con la máquinas de coser baratas que alguna vez vemos por ahí y que pretenden ser industriales cuando en la realidad, difícilmente podrían pasar por ser unas domésticas decentes

Así es una máquina industrial. Todo pensado para trabajar sin distracciones.

Ventajas de una máquina industrial sobre una doméstica.

  1. Para lo que más se utilizan, es para realizar únicamente una tarea durante un periodo de tiempo largo y continuo. Como suelen tener partes intercambiables, lo bueno es que esta tarea puedes ir cambiándola según lo que necesites, por lo que son muy aprovechables.
  2. Durabilidad. Si una máquina de coser de andar por casa ya de por sí tiene mucha calidad (recordad comprar siempre marcas reconocibles: Singer, Toyota, Alfa, Brother, etc…) las industriales ya aguantan un bombardeo. Duran años y años gracias a sistemas automáticos de lubricación, recalibración, etc…
  3. Pueden trabajar con cualquier tipo de material y hacer cualquier tipo de puntada.

Aparte de más diferencias que os cuento en el cuadro de más abajo, lo que más suele llamar la atención es que cualquier máquina industrial (ya sea de segunda mano o nueva) el motor no lo tienen incorporado dentro de la carcasa de la máquina, sino que normalmente suele estar ubicado debajo de la mesa de costura. Esto nos choca al principio, ya que estamos acostumbradas a verlo todo dentro de la máquina, pero si te paras a pensarlo por un momento es sencillo de comprender: Debido a que necesitas una potencia mucho mayor, es normal que el motor vaya separado de la máquina (así puede ser cambiado o modificado según las necesidades del trabajo a realizar más fácilmente, y además evitamos el ruido y demás incomodidades).

Las principales características de una máquina industrial contra una doméstica son:

  • Aspecto más  “industrial”. A diferencia de las máquinas de coser doméstica, en las que los fabricantes intentan que el diseño sea lo más bonito posible (gracias a esos revestimiento de plástico y colores), lo primero que nos choca al ver una máquina industrial es su aspecto más rudo ya que carecen de carcasa de plástico.
  • Más grandes y rápidas. Uno de los puntos más importantes es este de la velocidad. Si te dedicas profesionalmente y tienes un encargo grande en unidades de la misma prenda, necesitas que la máquina sea capaz de dar , al menos, una cantidad mínima de 1500 puntadas por minuto.
  • Partes intercambiables. Si, como en toda maquinaria industrial, tienes algún tipo de avería, es muy importante que la máquina pueda ser reparado de la forma más rápida y barata posible. Por esto, las mejores máquinas son muy desmontables en piezas, para que los mecánicos puedan arreglarlas con sencillez.
  • Consumo eléctrico. Como es normal, gastan bastante más que una máquina doméstica, por esto es muy importante fijarse en este aspecto. Hay fabricantes como Brother que ya empiezan a introducir máquinas de bajo consumo que ahorrar a gastar mucho dinero.
  • Especialización. Al ser tan especializadas, es vital saber para qué la vas a utilizar. No será lo mismo una máquina para coser vaqueros que para hacer ojales en masa. Piensa en qué tipo de negocio tienes y para qué la vas a necesitar muy detenidamente.

Además de en estos aspectos, es importante también fijarse en el ruido que van a generar (no sería la primera vez que se reciben denuncias de vecinos por el ruido que pueden llegar a hacer estas máquinas, sobre todo si no la tienes bien aislada y además la utilizas mucho). Ten en cuenta también que van a necesitar bastante más espacio que las domésticas y además pesarán más (para evitar problemas, te aconsejo montarla sobre una tarima con un espacio de aire para evitar que las vibraciones y el sonido se transmita a tu vecinos).

Como podéis ver, las máquinas industriales son mucho más sencillas de utilizar de lo que pudiera parecer en un principio. Son un desembolso importante pero si estás metida de lleno en esto y quieres utilizar la costura como un modo de vida son un paso necesario que tienes que dar.

Si tienes alguna duda sobre estas máquinas (marcas, características especiales, etc..) o quieres hacerme una pregunta. puedes escribir un comentario y/o apuntarte a mi Newsletter donde periódicamente comparto todo lo que sé sobre costura con todos vosotros.

Share.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres que te mande mis experiencias con Máquinas de Coser, Tutoriales y Pistas?

Te aseguro que mando pocos emails...pero muy interesantes!

Gracias por suscribirte!